Leopoldo García

El equipo de gobierno lamenta la posición de la Asociación Banda de Música de Haro

Leopoldo García ofrece a la entidad un nuevo plazo para anunciar si tocarán o no en las fiestas de Nuestra Señora de la Vega.

El concejal de Cultura ha comparecido en rueda de prensa para explicar la situación en la que se encuentran las negociaciones con la asociación, una vez se ratificó en sesión plenaria, el nuevo contrato. En este sentido, García lamenta que “no hayan aceptado y recuerda que el acuerdo se negoció con ellos, punto por punto”. El edil del equipo de gobierno añade que “tras una primera negativa se volvió a negociar un nuevo acuerdo, que parece ser, según nos han anunciado, ahora no quieren rubricar”.

En este sentido, desde el ejecutivo local recuerdan que “cualquier contrato público debe estar sujeto a un control municipal, ya que no podemos hacer lo que nos venga en gana con el dinero de todos los jarreros”. García recuerda que “estamos hablando de una cantidad muy importante que supera los 11.000 euros mensuales, por lo que se exige rigor y seriedad”.

El concejal de Cultura le ha trasladado al abogado de la Asociación Banda de Música de Haro, y a su presidenta (con la que se reunió, en las últimas horas), la voluntad “de alcanzar un acuerdo para que la ciudad cuente con su Banda, la de Haro”. En este sentido, desde el ejecutivo local destacan que “las condiciones del nuevo contrato se adaptaron a las necesidades que nos planteó la entidad, para poder evitar problemas, como ocurrió con el anterior acuerdo”.

En este punto, el edil recuerda “que no se trata de sanciones o multas, sino de faltas de asistencia de los músicos, por las que la normativa establece, que de no acudir, se sustrae el dinero de las cantidades que se abonan de forma mensual”. De esta forma, lo que se hace, según se explica, es “hacer que se cumpla el contrato”.

García revela que “fue la Asociación Banda de Música la que planteó un número mínimo de músicos, para poder cumplir con las condiciones propias del servicio, algo que parece ser, ahora no se asume”. El edil destaca su “voluntad de acordar lo que esté en nuestra mano, para que la Banda siga funcionando con la entidad en cuestión, pero un acuerdo debe ser ratificado por dos partes, y no solo por una, y nosotros tenemos voluntad de hacerlo”.

El concejal de Cultura no entiende que “antes sí se pudieran asumir las condiciones del contrato anterior, y ahora no. Es llamativo que un contrato, hecho a medida, ahora se eche para atrás”. García se muestra “desilusionado y sorprendido ante un conflicto que se puede resolver hoy mismo”. El ejecutivo local entiende que “no se puede dar dinero sin control municipal, y ellos lo saben, como así han manifestado en su comunicado”.

Desde el departamento que dirige García se muestran dispuestos a negociar condiciones “pero con un mínimo de seriedad, flexibles y que se adapten a la realidad de la Asociación Banda de Música de Haro. Pero para esto, ellos tienen que querer”.

Por todo ello, con un nuevo contrato aprobado en pleno (el 21 de junio de este año), con la negociación de otro que ha resultado fallida, y ante “esta situación de bloqueo, volvemos a tender la mano a Ascensión Alonso, a la Junta de la entidad y a los músicos para llegar a un acuerdo. Los jarreros no entienden esta situación, y desde luego asumimos lo que nos piden, siempre y cuando entiendan que el dinero con el que se les paga es de todos los jarreros, y debe ser controlado”.

García incide en que la Banda de Música de Haro, “entre pagos a la asociación, uniformes y otras cuestiones, nos cuesta al Ayuntamiento, y por tanto a los jarreros, más de 121.000 euros al año, un 1,2 por ciento del presupuesto municipal”. El edil cree que “se trata de una cifra más que considerable para que tengamos un mínimo de control sobre el contrato, para hacer que se cumpla, al igual que ocurre con otros acuerdos municipales”.

Así las cosas, García, como ya expuso ayer a Ascensión Alonso ha vuelto a ofrecer un nuevo plazo, “al menos para que nos digan si aceptan un contrato menor, por actuaciones, que nos garantice que tenemos Banda de Música en las Fiestas de la Vega”. El edil repite que “el amor a la Banda, a la ciudad y a los jarreros se demuestra con hechos. De esta manera les ponemos sobre la mesa un contrato menor, con pagos por actuaciones, perfectamente asumible. Y si no, también pueden salir gratis, por el pueblo”. El concejal de Cultura repite “nosotros desde luego estamos dispuestos a pagar, pero de momento, y no entiendo las razones, ellos no quieren”.

Desde el equipo de gobierno añaden que “nosotros hemos demostrado voluntad, más que de sobra, a lo largo de varios meses, para llegar a un acuerdo que se adapte a las necesidades de ambos”. García asegura que “ellos tienen asesoramiento jurídico, y en vista de que las propuestas que hemos negociado, (tanto para contrato mayor como menor) no les gustan, les emplazamos a que sean ellos los que presenten una propuesta, negociada con su junta, que se adapte a la Ley de Contratos de la Administración Pública, y la estudiaremos”.

Comparte esta publicación

Menú de cierre