Procesión

La tradición se mantiene intacta

El pasado sábado se desarrollaba en Haro la procesión del Suntuosísimo Rosario de Faroles de Cristal, Fiesta de Interés Turístico Regional.

Las calles de Haro se abarrotaron en un año tan especial, como es el centenario de esta tradición. Como novedad, desde la Cofradía de Nuestra Señora la Virgen de la Vega se recuperó el recorrido original de 1918. Asimismo, algunos de los portadores vistieron ataviados con trajes de la época. El nuevo misterio infantil, también procesionó por las calles de nuestra ciudad, en un recorrido en el que la tónica predominante fue el silencio y el respeto. Uno de los momentos más emotivos, fue el encuentro entre la patrona de la ciudad y San Felices de Bilibio a las puertas de la Parroquia de Santo Tomás Apóstol de Haro.

Desde ahí, el Rosario de Faroles, junto con la Virgen, autoridades y la música de la Asociación Musical Santa Cecilia Covaleda, encararon camino hasta la Plaza de la Paz donde centenares de personas esperaron su llegada. Una vez allí se cantó la Salve a la Virgen de la Vega.

Comparte esta publicación

Menú de cierre